Icon Zu y Fatality

Cuando bauticé “Cuentos Que Sanan” a mi primer libro no lo hice pensando en dejar moralinas al lector, mucho menos convertirlo en un libro de autoayuda ni de uso terapéutico. Para dejarlo claro: el libro lo escribí para denunciar los trastorno afectivos de personalidad, enfermedades de la mente que controlan el cuerpo y las emociones, que han sumido, tanto a quien los padece como a sus familiares, amigos y cercanos, en un profunda desolación.

¿Cómo sana Cuentos que sanan? ¿Dónde está ese valor terapéutico que el título anuncia? La respuesta se encuentra en el principio básico de la psicoterapia: los síntomas desaparecen cuando se logra despertar con claridad el proceso provocador, cuando se consigue darle expresión verbal al afecto traumático que los ha generado (lo dijo Freud al principio de su carrera en “Estudios sobre la histeria”, 1893).

Especialmente hoy quiero destacar dos cuentos incluidos en mi libro: Icon Zu y Fatality.

ICON ZU: nos involucra en un fragmento de vida de una popular estrella de rock adolescente, una chica que lucha día a día entre su popularidad y la soledad.
FATALITY: nos traslada a la adolescencia, a la época escolar, al combate cotidiano de tener que lidiar contra el colegio, la amistad y el bullying.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *